Durante los últimos meses por fin la problemática patrimonial en Santiago se ha convertido en un foco mediático. Notas en la prensa escrita y televisiva han dado cuenta de una serie de disputas urbanas relacionadas al riesgo de demolición de ciertos espacios que tendrían características invaluables. Las Cavas de San Miguel, el céntrico Edificio de Protección Mutua e innumerables casas del Barrio Yungay, son casos que han dado prioridad a la reivindicación patrimonial en la agenda cultural nacional.